domingo, 15 de abril de 2007

Hablando de primeros libros

Definitivo, si hago memoria, los primeros libros que robaron mi atención fueron los cuentos. Mamá tenía un gordo libro verde, de muy pocas ilustraciones por cierto, de cuentos de los hermanos Grimm. Fue mi fascinación.
Otros libros importantes en mi vida, o que fueron esos "primeros libros", fueron una serie de libros de fabulas, leyendas y cuentos, que todavía están en mi librero, aunque ya no están todos los tomos. Me fascinaban. Las fabulas son de Le Fontaine (no sé si lo escribí bien), y los cuentos así como las leyendas eran de todas partes del mundo. Mis favoritos eran los cuentos escandinavos o la parte norte de Europa, y las leyendas de México. Esto es en cuanto a mi niñez.

Para cuando llegué a mi 1.70 de estatura, que fue a los 13 o 14 años, mi madre, una literata en ciernes y que ahí se quedó, para aquel entonces deshizo su biblioteca personal y me regaló algunos de sus libros. Así que empecé a leer a Emma Godoy y su libro "¿La mera verdad o puros cuentos?"; que consistía en una serie de relatos ocurridos en México. Sinceramente, yo no los comprendía bien, y hacer lectura de ese libro me llenaba de misticismo la imaginación. Otro que me regaló mi madre, y que hasta la fecha sigo sin entender es uno que se llama "Yo estoy bien y tú eres una porquería". Por cierto, ignoro por qué una madre regalaría libros así a su hija adolescente, ¿no hubiera sido más adecuado algo estilo Carlos Cuauthemoc Sánchez? En fin, rarezas de una madre.

1 comentario:

Wins, El Quinto Elemento dijo...

Apoco leiste esos libros aburridillos? Estan bien, pero creo que son lecturas un poco aburridas, bueno, tienen algo pero para esa época, libros como "el honor del samurai" hubiese sido lo mejor de lo mejor; lleno de acción y romance, sobre todo por el Tío Shigeru; como ese personaje no hay dos. ^^

Lectores