domingo, 20 de marzo de 2011

Knulp (tres momentos de una vida)

Tres historias de un singular personaje singular y con corazón de vagabundo. En esta fabulosa entrega -aunque corta- Hermann nos hace recapacitar respecto a las ideas de nuestro destino. ¿Es el camino correcto? Tal vez, andemos por el sendero equivocado, o simplemente, estamos en contra del mismo Dios. Knulp, nos demuestra que pesé a las circunstancias que desviaron su camino a un doctorado o un empleo remunerado, lo lleva a tomar la decisión de abandonar sus estudios de bachillerato para vagar sin lugar fijo por los países cercanos.

En este libro, Hermann, nos lleva a una lectura en tres formas diferentes, una vista en forma de lector, otra desde un personaje y por último, vista por el personaje principal. Knulp, viene representando la idea de lo que podemos hacer con nuestra vida, y alegrarnos -tal vez no- con el desenlace que tiene. Aunque es un libro muy corto, nos hace sentir recapacitar sobre el estilo de vida que si es correcto.

Después de leer un horrible libro, recurro a un maestro de la escritura. Sin exageraciones, ni palabras tan "domingueras" nos lleva a lugares que si son y no nos fuerzan a sentirnos perdidos en el mundo.


En resumen, es una historia magnifica, que debería estar en cualquier biblioteca personal de todos los lectores de corazón; un primo, me comentó que una persona -dueña de una librería- le había dicho que un empleado de esta, le estaba reportando un robo de un libro, y que irónicamente el que lo hurtaba era un famoso escritor; el dueño, conociendo al escritor que lo llevaba sin pagar, lo detuvo y le mencionó: "Deja que lo haga. El único robo que debe de estar permitido es el de un libro". Y tiene mucha razón, la cultura de leer en México es tan nula que da miedo ver como unos te dicen: "¿Por qué no eres una persona normal?" Solo por el simple hecho de leer, es un tanto absurdo.

2 comentarios:

Minako Readman dijo...

Lo empezaré a leer! Por cierto, quién te comentó esa anécdota?

Wins Caballero dijo...

ah, Mateo, pregúntale cuando lo veas! te va divertir mucho la nota!

Lectores