lunes, 20 de octubre de 2008

XVIII FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO MONTERREY 2008

Culminó la semana de la feria del libro, como siempre, van menos personas a leer libros, lo más extraño en esta fue su disminución de espacio dentro de CINTERMEX. Y pensando, me dije a mi misma: "¿es acaso Cintermex ó el fraude de CONVEX?"


¿Descuento o fraude?

En cuanto al costo de los libros siento que esta feria fue "la feria de los fraudes. Si, en efecto, lo peor de todo el evento fue lo mentirosos que son y como la gente, compraba el precio que ofrecian en los pocos stans que exibieron. Sinceramente, en esta feria si puedes encontrar tu libro o bien, no puedes comprar tu libro, dependiendo siempre del autor, en mi caso, ya prefiero no buscar y solo dedicarme a ver, que es lo que ofrecen en cada feria que nos ofrecen, me percaté que un libro de cuentos chinos que tiene la portada dura e ilustraciones, en la pasada feria del libro costaba $50 pesos y en esta feria lo encontre en $99 pesos, lo cual, el precio estaba sumamente elevado, ¿cuántos libros no serán como este? Algunas librerías como Porrua, ofrecieron descuentos y algunas rebajas -no buenas- sobre algunos libros que, de vez en cuando, la gente tomaba atención de estos, otras buscaban otras de su elección. En esta feria no hubo descuentos ni libros baratos.

Faltaron librerias importantes de Monterrey

Lo más extraño de la feria del libro 2008, fue la ausencia de Gandhi, la Ventana y la Iztaccihuatl; librerías importantes y grandes vendedoras de libros interesantes. Había escuchado que apartir de este año, los stands de los vendedores iban aumentar año con año, pero que este año, debido a la caída del dolár el precio se aumentó más de lo normal. ¿Este será el punto importante de la razón de que no exista un descuento en la feria? Interesante punto, ya que esta feria fue la más pequeña de todas. No me sorprende que la Ventana no fuera requerida para este año, o mejor dicho, no quisieron pagar el precio de "miedo" por el stand; al comparar los precios y lo que se vende en la feria del libro, vieron que era un gasto inecesario y al menos para primera y la última, no son necesarias estas ferias. Lo que si hay que considerar, es que en el próximo año, la feria del libro ya no sea gratuita.

Respecto a otros detalles

En la zona de comida, había bancas -incómodas- que algunas personas pudieron descansar después de caminar por entre los libros. También, la zona de comida fue muy amplia para aquellos que deseaban comer y leer su libro; aunque debo decirles, que estas bancas no eran lo que yo esperaba de esta feria sino, que más bien, estuvieran un poco más accesibles y con RESPALDO. Esto nos deja claro que en la feria del libro, cada vez son más regios: osea, más codos. ¿Solo ocho bancas? En verdad, muchas gracias por ese gran detalle.
Como siempre, imposible estacionarse en cintermex y lo peor es por el mar de automovilistas que deseaban entrar al estacionamiento, una espantosa y horrible mala organización. Monterrey, el peor país de organizaciones de este tipo.

En mi humilde opinión, siento que cada año, la feria del libro termina siendo más una venta de auxilio y desesperación, en la que solo acapará a unos pocos, -debido a la poca difución que existe para lo mismo- y mucho me temo, que si la feria sigue disminuyendo, terminaremos pagando incluso para pagar. ¡Hasta el próximo año 2009!

1 comentario:

AndresN dijo...

Mi mas humilde comentario: Fui como todos los años a la feria del libro muy emocionado por ver que encontraba de novedades, no vi nada nuevo solo como comentas, precios elevados y librerias faltantes, yo fui por 2 cosas mas. El año pasado un amigo dio una conferencia para platicar de su libro, este año fui a comprarlo y en los stands de información no pudieron ayudarme, el segundo punto importante es que los espacios que habian abierto para los bloggger esta vez desaparecieron... :( ojalá el año entrante sea mejor

Lectores